Este es el enorme cuadro de Beyoncé que tiene Drake en la pared de su estudio

0

Mide metro ochenta y dos, parece más una pintura que una fotografía, y tiene una de las sonrisas más arrebatadoras que hayamos visto nunca en una diva pop: el cuadro de Beyoncé que decora una de las paredes del estudio de Drake es una obra de coleccionista, sí, pero también una muestra de respeto del artista R&B canadiense siente por la autora de Lemonade.

¿Cómo sabemos de su existencia? Gracias al propio Drake. En uno de sus últimos posts de Instagram, el canadiense subía una foto donde aparecía junto a Baka Not Nice, aunque eso último pareció importar poco a sus seguidores: el instante quedó eclipsado por uno de los detalles decorativos del estudio, en el que podía distinguirse, a la izquierda de la foto, un enorme retrato de Beyoncé. Como era de esperar, los fans de una y otra facción se volvieron locos.

Que Drake es fan de Beyoncé no es ninguna noticia: por si había alguna duda al respecto, el canadiense publicó, hace ahora cuatro años, un tema con el diáfano título Girls Love Beyoncé. A finales de ese mismo 2013, ambos artistas trabajarían mano a mano en el tema de Queen B Mine.

Si hablamos de role models femeninos fuertes, ¿es la autora de Single Ladies la única obsesión de Drake? Sus tatuajes desmienten esa posibilidad: Drake, además de tener un cuadro de Beyoncé en el estudio, tiene también sendos tatuajes de Aaliyah y Sade decorando su cuerpo. En este sentido, otro momento definitorio tuvo lugar en mayo de este año, cuando Drake conoció a su compatriota Céline Dion en los Billboard Awards. “Eres tan icónica y te queremos tanto”, le dijo en el camerino a la cantante de My Heart Will Go On.